Cuadernos de Campo | Trip Reports

20-07-2010 Parque Nacional de Monfragüe

  • Desde Monfragüe Rural seguimos compartiendo con vosotros nuestras salidas al campo. Hoy recorremos el Parque Nacional de Monfragüe y os hacemos llegar las citas más interesantes.



Tomamos un buen desayuno en el Restaurante Monfragüe, en Villarreal de San Carlos y nos dirigimos hacia la carretera de los Saltos de Torrejón. En esta época del año el río Tiétar toma un color verde característico debido a la eutrofización.

Hacemos una parada en el Mirador de la Fuente de los Tres Caños y observamos un alimoche en la orilla del Tiétar escrutando las aguas. Ya con el telescopio, podemos ver que un grupo de galápagos está devorando un pez y arrastrándolo hacia la orilla. Ahora entendemos que el alimoche está pacientemente esperando a que el pez llegue a la orilla para dar buena cuenta de él. Y, en efecto, tras varios minutos los galápagos alcanzan la orilla y el alimoche les arrebata el pez y se dispone a comérselo. Una vez satisfecho, abandona los restos del pescado y podemos contemplar su silueta sobrevolando el río.

Continuamos camino para hacer una parada en el Mirador de la Tajadilla. A estas alturas del año, los jóvenes de buitre leonado ya han abandonado los nidos y hay un movimiento constante de buitres entrando y saliendo del roquedo. Entre los buitres distinguimos una pareja de águila culebrera, cicleando en el aire y camino del nido que está próximo al roquedo.

Nos dirigimos hacia la Portilla del Tiétar, sin duda uno de los mejores lugares de Monfragüe para observar aves, pero ante paramos en el Mirador de la Fresneda en el que, año tras año, cría una pareja de cigüeña negra. Como curiosidad comentaros que la hembra, a la que conocemos como “Choni” (por las letras de la anilla, CHN) es la más vieja del mundo que se tenga documentada, con 20 años de edad. Lleva en Monfragüe desde al menos el año 1994 y, desde entonces (excepto 3 años), siempre ha criado con éxito.

Montamos el telescopio en el Observatorio de madera (el sol ya calienta) y nos sorprende ver que tan sólo hay un pollo, cuando hace varios días había tres pollo en el nido. Hacemos unas llamadas a compañeros ornitólogos y nos confirman que uno de los adultos ha echado a dos de los pollos fuera del nido. Afortunadamente, aun queda uno en el nido así que esperamos para observar a los adultos en su ir y venir aportando comida al nido.

Llegamos a la Portilla del Tiétar y vemos una pareja de cigüeña negra posada en el roquedo. Los buitres leonados sobrevuelan la zona y, junto a ellos, buitres negros y una pareja de alimoches.

Volando a una gran altura distinguimos la silueta de un aguilucho lagunero, ave que no es muy frecuente de ver por Monfragüe.

Nuestro objetivo en la Portilla es poder disfrutar del vuelo del águila imperial, que cría en las proximidades, pero, lamentablemente, hoy no aparece, así que damos por terminada la jornada y regresamos a Villarreal para dar cuenta de un merecido aperitivo.

Natalia Moral Torralbo
Monfragüe Rural